Cuando la boda es civil surgen dudas a la hora de elegir el vestido de novia: elijo un vestido con mucha cola o poca, con encaje o liso, con volúmen o líneas rectas… Parece que cuando es religiosa es más fácil elegir el idóneo.

Cada novia prepara y disfruta de su boda de diferente forma, no se puede encasillar en llevar determinado vestido, si la boda es civil o religiosa, depende de tu estilo y gustos personales. Y una cosa muy importante que tu imagen ese día trasmita quien eres. A veces por complacer los gustos de los seres queridos, puedes verte algo disfrazada. Es cierto, que elegir un vestido no es una tarea fácil, es complicado, pero tienes que sentirte segura con tu vestido e imaginarte vestida con él ese día. Son señales que te hará distinguir tu vestido de todos los demás que te has probado.  Aquí os dejo la anterior entrada de algunos consejos a la hora de elegirlo.

Un ejemplo de vestido para boda civil puede ser el modelo HADASSE de SAN PATRICK o muy similar, el modelo LAMBINA del grupo PRONOVIAS. Es un vestido con chaqueta en guipur con efecto de transparencias  y encaje con motivos florales, que llegan hasta los laterales  de la falda y fabricado en gasa, con botones cerrados en la espalda, aunque a simple vista parezca que es incómodo y que tienes que tener un cuerpo perfecto, no es así es un vestido para mujeres con curvas. Lleva cola, puedes quitarte la chaqueta y tienes un vestido distinto con escote palabra de honor que puedes acompañarlo con velo o tocado, es muy ligero de llevar, pesa poco y puedes bailar cómodamente toda la noche con él.

san patrick

Feliz día